Profesionalizar el rol del PO con skills propias del coaching

Actualizado: jul 8


Estamos en un momento donde la agilidad se necesita más que nunca… Y para eso, hemos estado hablando de algo que no se ve de manera clara pero que son altísimamente necesarias e importantes que son las habilidades SOFT asociadas a los roles propios del marco de trabajo.

Estoy mucho más fue lo que nos contó Vigela Lloret, Talent Development Manager

Coach Senior Professional AECOP , en la Built Agile TALK que tuvimos hace unos días:



En un ámbito donde -desgraciadamente- hemos “pecado” por exceso en centrarnos exclusivamente en trabajar sobre los elementos hard y estructurales de los marcos de trabajo, llegamos y caemos en la cuenta que si la agilidad la hacen personas, estas personas requieren y necesitan (requerimos/necesitamos) mejorar y desarrollar cierta competencia y ciertas habilidades tanto intrapersonales y como interpersonales.

La fantástica Talk que hemos compartido con nuestra compañera Vigela ha versado justo de lo expuesto en el párrafo anterior. Tomando el rol del PO, nuestra compañera nos ha facilitado 5 tips sobre los que puede trabajar y mejorar el PO al objeto de alcanzar mejores resultados en su relación con los stakeholders y con el equipo de desarrollo (obviamente incluimos el Scrum Master).

Ahí van:

1. Estáte presente en cada conversación… Hablamos de estar presente al tener foco en lo qué estamos haciendo y con quién estamos haciendo. No podemos negar que llevamos mil cosas de la cabeza y desgraciadamente, el multitasking, nos hace saltar de una actividad a otra, de una reunión a otra, sin llegar a estar centrado en nada al 100%. Estar presente es poner foco. Y una herramienta sencillísima y que ayuda a poner foco, es tomar nota de lo que estamos hablando con otro y otros. Si sólo hacemos el esfuerzo de centrarnos (al mas estilo concentración) de lo que dice otra/as personas, es muy fácil desconcentrarnos porque -como ya he dicho- en la cabeza llevamos mil cosas. Una libretita y un lápiz y escribir e ir tomando nota fuerza a la mente a centrarse y focalizarse en lo que la otra parte dice y nosotros vamos absorbiendo.

2. Utiliza las preguntas poderosas. Una vez centrados, las preguntas poderosas nos ayudan a encontrar respuestas poderosas. Sabemos y por experiencia todos lo hemos vivido, la incertidumbre y el vacío en muchos de los requisitos expresados por los stakeholders generan tensiones que son trasladadas al backlog y de ahí trasladas al equipo con incorrectas estimaciones que cuando entrar en desarrollo con no muy buenos resultados se traducen no sólo en insatisfacción y no entrega de valor al cliente, sino en desmotivación del propio equipo de trabajo. Y siendo conscientes que la clarificación absoluta del requisito es físicamente imposible (aquí trabajamos bajo el principio de “suficientemente bueno es bueno”), sí las preguntas poderosas nos acercan al suficientemente bueno para ponerlo en el backlog.



3. La escucha y sus niveles. Obviamente y tras realizar una pregunta poderosa, la habilidad a desarrollar es nuestra capacidad de escucha. Escuchar es la suma de oir más interpretar, y es en esta suma cuando y donde otorgamos sentido al mensaje que nos envían. Tenemos, por tanto, que escuchar al cliente pensando en mi cliente y lo que le preocupa a él y no lo que yo quiero escuchar… Para ello, necesitamos conocer los 3 niveles de escucha. Nivel 1: Escucha interna. Nivel 2: escucha empática y enfocada. Nivel 3: escucha activa



4. Inteligencia en las conversaciones. En este cuarto punto debemos de diferenciar entre conversaciones Estratégicas y Operativas. Las conversaciones estratégicas son aquella orientadas hacia los stakeholders, para conocer el Qué y el Porqué y poder luego dar claridad al equipo. Las conversaciones operativas están dirigidas a la acción. Son conversaciones que son estructuradas para dar respuesta al Cómo. El PO tiene conversaciones estratégicas con los Stakeholder y el PO tiene conversaciones operativas con el equipo de trabajo.



5. Interpretaciones y conocimiento. Este último punto versa sobre un concepto que pasa muchísimo desapercibido y que es importantísimo: La Inferencia. Y es que la incertidumbre sobre el que se trabaja en todo proyecto, aunque la aceptamos como realidad de un mundo VUCA, no por eso debemos de no minimizarla aunque sólo sea para no sacar precipitadas interpretaciones en los requisitos del cliente. Y ahí que estos 5 puntos debemos de verlos más como un ciclo que de manera lineal. La inferencia la tiene que trabajar el PO mediante el feedback, tanto con el equipo de trabajo como con los stakeholder. Pedir feedback nos asegura que nadie hace suposiciones propias ni añade significados e interpretaciones distintas.




A modo de resumen y muy esquemáticamente, queremos vincular estos 5 tips con 5 beneficios directos para el PO e indirecto para el equipo de trabajo y los stakeholders.

- Trabaja tu presencia y tendrás foco y ganarás en confianza

- Acompáñate (construye) preguntas poderosas y ganarás en efectividad al tener mayor claridad.

- Escucha afinadamente y ganarás eficiencia al ahorrar tiempo

- Diferencia conversaciones Estratégicas de las Operativas y ganarás en saber si debes trabajar para saber el Qué y Porqué del Cómo.

- Elimina inferencia y ganarás en detectar antes el PMV (producto mínimo viable).




230 vistas

Contacto

Tel: 661 786 620

Mail: agile@builtagile.com

© 2019 BuiltAgile

  • Blanco Icono de Instagram
  • Blanco Icono LinkedIn
Suscríbete a nuestra newsletter